Como manejar la frustración

Todas las personas en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido frustrados. Algunas veces las cosas no salen como esperamos y pareciera que el mundo se nos viniera encima. Nos invade una sensación de impotencia y un deseo de salir corriendo y dejar todo atrás. Quiero compartir contigo algunos consejos sobre cómo superar la frustración y no llegar a perder la cabeza.

Finalmente has decidido emprender, has seguido todos los pasos en la guía de como crear un negocio paso a paso y estas listo para poner en marcha tu proyecto. Pero las cosas empiezan a cambiar, de pronto el crédito que tenias pensado para financiar tu proyecto se retraso, tu cronograma de inicio se ve afectado. Los proveedores que a los cuales habías solicitado materias primas, están retrasado o no te hacen despacho sin el pago. Tal vez el producto o la aplicación en la que has puesto todo tu empeño ha empezado a tener problemas. No encuentras una salida, una solución.

La vida es una montaña rusa

Una de las cosas que debemos saber es que la vida tiene sus alti-bajos, tal como una montaña rusa. Algunas veces las cosas pueden ir a la perfección y justo en lo alto caer vertiginosamente. Lo importante no esta en saber cuando las cosas no van bien, o retirarse cuando las cosas empiezas a tornarse difíciles.

Lo interesante de esta analogía es que siempre después de una bajada hay una subida. El objetivo esta en saber afrontar las situación y no dejar que la frustración nos haga tomar decisiones erradas.

Confía en tus capacidades y tus talentos, ponte a trabajar en cambiar las cosas y no pienses en lo perdido. El único camino correcto en la vida es el que va hacia adelante, recuerdalo!

Reconocer cuando te sientes frustrado

Una de las primeros elementos para superar los obstáculos en nuestra vida es aceptarlos. La frustración esta catalogada como un sentimiento que desencadena un estado de tristeza y decepción. No es algo malo, sentirnos frustrados en algún punto de nuestro emprendimiento. Las dificultades y los problemas siempre estarán presentes, pero es necesario reconocer cuando este sentimiento nos invade.

Aceptar que nos sentimos desilusionados o impotentes frente a una situación no es sinónimo de debilidad. Por el contrarío, reconocer y aceptar este sentimiento nos permitirá tomar mejores decisiones.

Todos tenemos limites

No pretendas ser la solución a todas las dificultades de tu negocio, pues no lo vas a lograr. Reconocer cuales son nuestros limites es igual de importante a conocer nuestras habilidades. Debes entender que lograr los objetivos de tu emprendimiento, no dependen solamente de tus capacidades.

El hecho de no saber como solucionar un problema, no te convierte en una persona mediocre. Simplemente te convierte en un ser humano como cualquiera, con limites. Si conoces cuales son tus limitaciones tendrás mejores formas de superar las adversidades. Te permitirá buscar la ayuda correcta para una determinada situación.

Pensamiento constructivo

No estamos acostumbrados a recibir negativas en nuestra vida; a ninguna persona le gusta recibir un No por respuesta. Pero muchas veces, las situaciones negativas son las que logran catapultar nuestro éxito. Grandes ejemplos hemos visto en el mundo del “emprendedurismo”, un ejemplos es el del creador de Alibaba – Jack Ma. Su historia cuenta montones de rechazos académicos y laborales, aún así hoy es considerado uno de los millonarios más destacados en el mundo.

Cuando las situaciones se están poniendo contrarias para alcanzar nuestras metas, debemos actuar con un pensamiento constructivo, ¿pero que significa esto?. Pues bien la mejor manera de afrontar las adversidades no es acoger la tristeza y darnos por vencidos. Debemos cambiar el rumbo buscando las formas de estabilizar la situación. En el emprendimiento se conoce como “pivotar”, que es tratar de buscar una dirección diferente para alcanzar la solución a un problema por una vía diferente.

No asumas los fracasos de forma personal

Muchos emprendimientos fracasan en el primer año, pero esto no quiere decir que seas un fracaso en todo lo que haces. Debemos aprender que el fracaso y la frustración son etapas transitorias. Es importante que como emprendedor tengas muy claro esto, además es necesario que separes la parte personal, de la parte laboral.

Aún si es un negocio propio, este sigue siendo tu trabajo y no debe hacer parte en tu vida personal. Si un negocio no llega a tener el éxito que esperamos, no es necesariamente por errores nuestros. Si bien es cierto que en gran medida el negocio depende de lo que hacemos también cabe resaltar que el éxito es multifactorial.

Es necesario trabajar arduamente para ser exitosos, pero esto no es suficiente.  Si encuentras dificultades en el camino no asumas que es un fracaso tuyo, esto solo te hará sentir frustrado y sin ganas de continuar. De hecho, debes actuar de forma inversa con un pensamiento positivo.

Ejercicios para manejar la frustración

Ya conoces estos secretos sobre la frustración y como debes afrontar las situaciones difíciles. Existen algunos ejercicios prácticos que nos pueden ayudar a aumentar la tolerancia a la frustración. Aquí te enseño estos tres ejercicios para mejorar la tolerancia a la frustración y superarla.

  1. La lampara de Aladino: cuando te veas frente a una situación que se está saliendo de tu control o cuando recibas alguna negativa. Después de pasado el enfado por no poder hacer nada, intenta imaginar que tienes la lampara de Aladino en tus manos, y frótala  — no es broma has el ejercicio — imagina el genio saliendo de la lampara y pídele el deseo que cambie las cosas. Esto aparte de ser chistoso, es una forma de cambiar el pensamiento negativo que te deja la frustración. Los pensamientos positivos atraen cosas positivas.
  2. Haz una lista de las cosas buenas: todos los días al final de cada día, tomate un tiempo para escribir las cosas buenas que han pasado en el día. Esto te ayudará a encontrar que no todo ha sido malo. Piensa no solo en las grandes cosas del día, pon más atención en los pequeños regalos. Tal vez ver sonreír a tus hijos, o el tiempo que compartes con tu pareja, incluso esa buena comida que tanto te gusta.
  3. Una goma en el zapato: está técnica trata de la molestia física.  El ejercicio consiste en colocar un objeto molesto en el fondo o dentro de tu zapato. Esté objeto puede ser una goma o un trozo de borrador. Debe ser lo suficientemente grande para que te incomode sin lastimar. El objetivo consiste e adaptarse a este tipo de situaciones. Veras que un tiempo después de tener la goma allí, dejarás de sentirla. Es exactamente lo mismo que sucede con la frustración, si aprendes a aceptarla, desaparecerá más rápido y te permitirá continuar con tu vida.

Nota:

Si te ha gustado este artículo compártelo, si no te ha gustado también compártelo no cuesta nada : ).  Si tienes alguna sugerencia a esta nota, déjanos saber en los comentarios, o si quieres que publiquemos algo en particular.

Síguenos en las redes sociales:

También puedes darte una vuelta por aquí y compartirnos tus artículos o tus experiencias como [email protected]

¿Te gusto? Compartelo >>

Deja un comentario